Regresar

El árbol navideño nacional de Estados Unidos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Si para tomar ustedes una ciudad tienen que sitiarla por mucho tiempo, no derriben sus árboles a golpe de hacha, pues necesitarán sus frutos como alimento, Deuteronomio 20: 19.

Las secuoyas gigantes, que viven solamente en California, Estados Unidos, son árboles inmensamente grandes, hermosos y elegantes. En el Parque Nacional Cañón de los Reyes se levanta el segundo más grande de estos árboles, llamado General Grant. Joseph Hardin Thomas descubrió este árbol en la década de 1860 y lobautizó Lucretia Parker de PorterVille, California, en 1867. En 1924 R. J. Senior, residente de la cercana ciudad de Sanger, contemplaba el gigantesco General Grant y lo admiraba, cuando una niñita pasó junto con su padre y preguntó si se necesitarían muchas luces para que ese fuera su árbol de Navidad. Senior alcanzó a escucharla y después mencionó la posibilidad de convertirlo en el árbol de Navidad de Sanger. Charles Lee, miembro de la cámara de comercio de Sanger, escribió una carta a Calvin Coolidge, entonces presidente del país, para sugerirle que el General Grant fuera el árbol de Navidad de Estados Unidos. En cuatro meses, el Departamento del Interior llamó al General Grant el árbol de Navidad nacional oficial. Fue dedicado como tal el 28 de abril de 1926. Una ley del Congreso lo hizo oficialmente santuario nacional.

Una celebración especial de Navidad se realizó en 1926 al pie del árbol, y se ha repetido cada segunda semana de diciembre desde entonces. Se le coloca una corona. Un hombre que asistió a la primera celebración, se presentó a todas cada año hasta que falleció.

Se calcula que el General Grant tiene 1650 años de edad, 815 metros de altura, y mide más de 81 metros alrededor de la base, y 10 metros de diámetro. Se calcula que contiene más de 550 000 pies tabla de madera, pesa aproximadamente 5000 toneladas, y llenaría 28 vagones de tren.

Dios dijo a la gente de los tiempos bíblicos que salvara a los árboles. Hoy, Dios nos dice que trabajemos para salvar a la gente. Dios ama a los árboles pero ama mucho más a la gente, porque nos creó a su imagen. Agradece hoy a Dios porque nos recuerda su creación. Es un Dios orientado a los humanos.