Regresar

¡Saltemos!

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: «¡Te alabo porque soy una creación admirable!» (Salmo 139: 14, NVI).

Tiempo para vivir

RICARDITO estaba un día paseando con su bicicleta, cuando se cayó y se golpeó la pierna. Le tuvieron que poner un yeso, y tuvo que llevarlo durante varias semanas. Ricardito no podía saltar, patear ni correr. Durante el recreo se quedaba solo, deseando poder jugar con sus amigos.

Ricardito se puso muy contento cuando su pierna se mejoró, porque de nuevo pudo correr, saltar y jugar con sus amigos.

Ricardito le dio muchas gracias a Jesús por tener unas piernas sanas.

Actividad:Pídele a un adulto que te muestre un lugar seguro donde saltar. ¡Salta lo más alto que puedas!

Oración: Querido Jesús, haz que mis piernas me lleven únicamente a lugares seguros, amén.


Envía tus saludos a: