Regresar

Dulces sueños

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: «Yo me acuesto tranquilo y me duermo en seguida, pues tú, Señor, me haces vivir confiado» (Salmo 4: 8).

Tiempo para vivir

-NO QUIERO irme a dormir. ¿Por qué no puedo quedarme despierto hasta tarde? -se quejaba Marcos. Él quería seguir jugando.

-Nuestros cuerpos necesitan descansar -respondió su mamá-. Y nuestra mente también necesita descansar. Dios hizo nuestro cuerpo de esa manera. Dormir ayuda a que no nos enfermemos. Dormir ayuda a los niños a crecer. Si no duermes, no podrás aprender en la escuela. No serás tan fuerte y tal vez mañana estés de mal humor.

Marcos seguía sin tener sueño, pero quería tener fuerzas para poder jugar durante el recreo. Al día siguiente tenía muchas cosas divertidas que hacer y no quería sentirse cansado ni enfermo.

«Creo que mañana será un día mejor si me acuesto hoy temprano», pensó Marcos. Y tenía razón.

Actividad:Hoy, antes de irte a dormir, canta un cantito con mamá o papá.

Oración: Querido Jesús, gracias por cuidar de mí mientras duermo. Amén.


Envía tus saludos a: