Regresar

Siempre se puede

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: « ¿Hay acaso algo tan difícil que el Señor no pueda hacerlo?» (Génesis 18: 14).

Tiempo de promesas

SUSANA estaba tan enojada que se echó a llorar. También se sentía muy triste. Pobre Susana.

-¿Qué te pasa, Susana?-preguntó su mamá-. Esta tarde has estado muy rara.

-Mi habitación es un desastre, mamá. Necesito ordenarla pero no Sé ni por dónde empezar. No puedo. Sé que no puedo -dijo Susana llorando aún más. –

No te preocupes -dijo Su mamá con voz dulce-, que todo va a salir bien. Primero vamos a orar para que Jesús nos ayude. Para él no hay nada imposible. Jesús siempre puede ayudarte.

Susana Secó Sus lágrimas y oró con su mamá, Miraron todo lo que tenían que hacer y trabajaron juntas hasta que terminaron de ordenar la habitación. Susana y su mamá se Sintieron muy felices al terminar.

Actividad: Haz, con la ayuda de tus papás, un afiche que diga «Jesús siempre puede». Cuélgalo en un lugar visible de tu cuarto.

Oración: Querido Jesús, me alegra mucho saber que tú puedes hacer todo. Amén.


Envía tus saludos a: