Regresar

Mi ropa

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: «El hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón» (1 Samuel 16: 7, BLA).

Tiempo de promesas

-¿QUÉ OCURRE, SARA? -preguntó su mamá-. No - has Comido casi nada.

-No pasa nada, mamá. Estoy bien. Se trata de Elsa. Ella Se viste horrible, y yo no quiero jugar Con ella -dijo Sara.

-¿Alguna vez has jugado Con ella?-preguntó la mamá.

-Sí, lo he hecho -dijo Sara en voz baja-. A mí me parece una buena niña, pero Su ropa es fea y está pasada de moda.

-Tal vez ella usa lo mejor que tiene. Si Su ropa es fea y pasada de moda no importa, lo que importa es si tiene un buen Corazón. Eso es en lo que se fija Jesús. ¿Por qué no tratas de jugar Con ella mañana en la escuela? -dijo la mamá sonriendo.

Al día siguiente Sara jugó con Elsa e incluso almorzaron juntas. Elsa estaba muy contenta, y Sara también. Sara se miró su propia ropa y recordó lo que su mamá le había dicho. Entonces pensó: «Me gusta mi ropa. Espero que Jesús también piense que tengo un buen Corazón».

Actividad: ¿Te gustaría regalarle parte de tu ropa preferida a un niño que la necesite? Pídele permiso a tu mamá para hacerlo.

Oración: Jesús, por favor, ayúdame a pensar en los demás. Amén.


Envía tus saludos a: