Regresar

No, gracias

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: «Pero no miró con agrado a Caín ni a su ofrenda» (Génesis 4:5, RV95).

Tiempo para contar historias de la Biblia

CAIN y Abel eran dos hermanos. Caín era agricultor, por eso a plantaba árboles y Cultivaba verduras y otras plantas.

Abel era pastor; así que Criaba ovejitas y corderos. Un día Dios pidió a Caín y a Abel que le llevaran cada uno un Cordero.

Caín le llevó a Dios algunas frutas y vegetales, pero a Dios no le agradó lo que hizo Caín. Dios se puso muy triste y dijo: «Gracias, Caín, pero eso no es lo que yo te pedí». Abel obedeció y le llevó a Dios un cordero. Dios aceptó el regalo de Abel.

A veces nosotros tampoco Somos obedientes. Creemos que sabemos lo que hay que hacer. O simplemente queremos hacer lo que nos gusta. Pero eso no es obedecer. Cuando obedeces, tus papás Sonríen. Pero Cuando desobedeces, se ponen tristes. Dios quiere que nosotros Seamos obedientes.

Actividad: Dibuja una cara triste y una cara feliz.

Oración: Querido Jesús, yo no quiero que estés triste. Por favor, ayúdame a obedecerte siempre. Amén.

 

 


Envía tus saludos a: