Regresar

Compartir mi fe

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: «Serán mis testigos» (Hechos 1:8, NV).

Tiempo para aprender buenos hábitos

A ELENA y a Rolando les gustaba ser cristianos. Ellos deseaban que sus amigos también lo fueran. Así que preguntaron a su abuelito qué podían hacer para hablarles a Sus amigos de Jesús.

-Esa es una excelente idea, chicos. A Jesús le encanta que hablemos de él a los demás -dijo el abuelo-. Debemos a ser Sus testigos. Un testigo cuenta lo que sabe de algo o  de alguien. ¿Qué Sabes tú de Jesús?

-Que él nos ama y que murió para Salvarnos -dijo Elena.

-Que nos llevará al cielo con él -añadió Rolando. -Eso es lo que dirán a sus amigos -dijo el abuelo-. Pero pueden hacer más. Sean bondadosos como Jesús. Que cuando sus amigos los vean a ustedes, vean a Jesús y quieran ser como él. ¿No te gustaría a ti ser también un testigo?

Actividad: Habla hoy con uno de tus amigos acerca de Jesús. Dile lo que más te gusta de Jesús, para que tu amigo también sepa cómo es Jesús.

Oración: Querido Jesús, ayúdame a ser testigo tuyo. Amén.


Envía tus saludos a: