Regresar

Puedes acercarte

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En mi Biblia: « ¡Lávense, límpiense!» (Isaías 1: 16).

Tiempo para aprender buenos hábitos

CUANDO ESTÁS LIMPIANDO te sientes bien. Por eso debes apartar unos minutos diariamente para bañarte. También debes usar ropa limpia, Cepillar tus dientes después de comer y lavarte las manos a menudo. Así la gente querrá estar cerca de ti.

La Biblia habla de la limpieza. Nosotros no solo debemos tener cuerpos limpios, sino también limpiar nuestros corazones. Jesús puede darnos corazones limpios. Cuando pecamos, Jesús está listo para perdonarnos. Él murió en la cruz para poder limpiarnos.

Actividad: Inventa una canción en la que le agradezcas a Jesús el haberte limpiado.

Oración: Jesús, te doy gracias por haberme limpiado. Amén.


Envía tus saludos a: