Regresar

Altruismo

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Lucas 10:33, 34.

La mitad de la religión cristiana es el amor a Dios, la otra mitad es el amor al prójimo.

Una de las mejores maneras de manifestar amor al prójimo es el servicio. Tener un ideal de servicio y servir con alegría es señal de grandeza. Como la grandeza de Yazmín Domínguez.

Yazmín es una enfermera de Tabasco, México, que abandonó su fiesta de bodas para atender a un enfermo.

Yazmin acababa de casarse. Cuando la fiesta estaba en su apogeo, Yazmín recibió una llamada. Un enfermo necesitaba que le aplicaran unas medicinas. Yazmin salió hacia la casa del enfermo y lo atendió; no iba vestida con el traje blanco de las enfermeras sino con el vestido blanco de las novias. Después de haberlo atendido, Yazmín regresó a la fiesta para seguir celebrando su boda.

Yazmín se parece al buen samaritano, el hombre que socorrió a un extraño que fue asaltado y herido de muerte entre Jerusalén y Jericó. El samaritano le dio los primeros auxilios, lo subió a su asno y lo llevó a un mesón donde pagó por su atención

Antes que el samaritano, un levita y un sacerdote judíos pasaron por el lugar donde el herido se desangraba, pero lo dejaron ahí. Estos clérigos no quisieron contaminarse con la sangre del herido. Tal vez lo dieron por muerto. Pensaron en ellos mismos. En cambio, el samaritano pensó en el hombre que sufría, y lo socorrió.

Eso se llama altruismo: la diligencia en procurar el bien ajeno sin esperar nada a cambio.

Yazmin, como el buen samaritano, nos da una lección de altruismo, una virtud muy escasa en nuestro mundo agonizante. Ella debe haberse sentido muy bien ese día de noviembre de 2017. Al gozo de su casamiento se añadió el gozo de servir al necesitado. El altruismo y la luna de miel combinan, y combinan muy bien. El esposo de Yazmín debe ser muy feliz de tener una esposa altruista.

Tu profesión de fe en Cristo y el altruismo también combinan muy bien.