Regresar

Resistid

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Resistid al diablo, y huirá de vosotros. Santiago 4:7.

Si alguna vez hay problemas en tu iglesia, no te conviene apostatar. Pon atención a este sueño de Elena G. de White cuyo mensaje iba destinado a un hermano que planeaba irse para siempre:

Estimado Hno. M.... Anoche tuve un sueño impresionante. Me parecía que usted estaba en una fuerte embarcación navegando por aguas muy agitadas. A veces las olas pasaban por encima del puente y usted quedaba empapado de agua. Usted dijo: “Me bajaré; este barco se hunde”. “No--dijo alguien que parecía ser el capitán, este barco va a llegar al puerto. Nunca se hundirá”. Pero usted contestó: "Seré arrebatado por las olas. No soy ni capitán ni segundo oficial, ¿a quién le importa lo que haga? Echaré mi suerte con ese barco que se ve más allá". Dijo el capitán: “No le dejaré ir allí; porque sé que aquel barco encallará en las rocas antes de llegar al puerto”. Usted se enderezó y dijo con tono positivo: “Este barco ha de naufragar; lo puedo ver tan claramente como si ya hubiese sucedido”. El capitán le miró con ojo escrutador y dijo firmemente: “No permitiré que usted pierda su vida subiendo a aquel barco. Su maderamen está carcomido, y es una embarcación engañosa. Si tuviese más conocimiento, podría discernir entre lo espurio y lo genuino, lo santo y lo que está destinado a la ruina completa"

Me desperté... cuando llegó una carta diciéndome que usted estaba “bajo gran tentación y prueba”. ¿De qué se trata, hermano M…? ¿Lo está tentando nuevamente Satanás? ¿Está permitiendo Dios que se vea puesto en el mismo lugar donde fracasó antes? ¿Permitirá usted ahora que la incredulidad se apodere de su alma? ¿Fracasará usted cada vez, como los hijos de Israel? ¡Dios le ayude a resistir al diablo y salir más fuerte de cada prueba de su fe! -3MS 539, 540.