Regresar

La madre de todos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Toda tú eres hermosa, amiga mía, y en ti no hay mancha. Cantares 4:7.

EVA

Eva es nuestra madre. Una mujer especial. Creada de una costilla del hombre, vino a ser su compañera, su ayuda idónea. Aunque muchos historiadores y escritores la hayan asociado con la maldad, yo prefiero pensar que Eva es la mujer más bella e inteligente que ha existido, la primera hija del Rey en este mundo.

Aunque el Génesis habla poco de Eva, hoy muchos la desprecian. Y tú, ¿la desprecias también? Tal vez no, porque no te detienes ante los yerros y pecados sino ante las virtudes de las personas. Tal vez no, porque llevas su nombre. A mí me gusta recordarla como la compañera de Adán, nuestro primer padre. Esta es la parte de la historia que da fundamento y valor a mi vida: Saber que mi origen se remonta a aquel día cuando el Dios de amor creó a dos seres bellos y perfectos que encabezan nuestro linaje.

El texto bíblico de hoy registra las palabras del novio del Cantar de los cantares, quien ve a su amada bella e inmaculada. Así nos ve Dios cuando le permitimos al Espíritu Santo entrar en nuestra vida para ayudarnos a establecer una relación personal con Jesús. A través de los méritos de Cristo, el Creador te describe tal como fue esa primera mujer al salir de sus manos: ¡perfecta y sin mancha! ¡Su hija amada!

Este año conoceremos un poco más a fondo la vida de Eva y la de muchas otras mujeres que vivieron antes que nosotras. El ángel caído desea que nos enfoquemos en sus tropiezos, en sus extravíos, en el daño causado por sus pecados; pero Jesús, que pagó por nuestra redención con su sangre, quiere que veamos su gloria. Él nos purifica del mal y nos devuelve la dignidad mientras nos va regenerando a su imagen y semejanza. Por eso adoramos al Creador, porque nos va recreando mediante la acción del Espíritu Santo.

¡Eva salió directamente de las manos del Creador, y en sus genes estábamos tú y yo! Cuán importante es recordar nuestro glorioso linaje: ¡Somos hijas del Rey! - LF


Envía tus saludos a: