Regresar

Sentido de pertenencia

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Yo soy de mi amado, y mi amado es mío. Cantares 6:3.

LA SULAMITA

Sentirse parte de un grupo es muy importante en todas las etapas de nuestra vida. El sentido de pertenencia e identidad es un lazo afectivo que se crea entre los miembros de un grupo. Tiene mucho que ver con el concepto que tenemos de nosotros mismos. Somos seres sociales, creados por Dios para interactuar y formar parte de "algo". Dios en su Palabra nos dice que somos sus hijos, que le pertenecemos, que ha comprado nuestra identidad al entregar su vida por nosotros: “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú” (Isaías 43:1).

En el Cantar de los Cantares, la sulamita le dice a su esposo: “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío” (Cantares 6:3).

El poeta chileno Pablo Neruda expresa de forma exquisita este concepto en uno de sus poemas:

Y desde entonces soy porque tú eres,

y desde entonces eres, soy y somos,

y por amor seré, serás, seremos.

Cuando alguien nos ama, esos lazos de afecto hacen que sintamos que pertenecemos, de alguna forma, al otro, y que el otro nos pertenece. Hay un compromiso, un nivel profundo de entrega entre dos personas que se aman, y eso nos da sentido de pertenencia.

Jesús, en Juan 17:22, 23, le pide al Padre: “Les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno. Yo estoy en ellos, y tú estás en mí. Que gocen de una unidad tan perfecta que el mundo sepa que tú me enviaste y que los amas tanto como me amas a mí” (NTV).

Es mi oración que nuestros hijos y los niños, jóvenes y adultos que entran en contacto con nosotras puedan sentir la aceptación y el abrazo de Dios por medio de nuestros hechos, nuestras palabras y nuestro testimonio. Quizás así dejen de sentirse juzgados y comiencen a vivir la alegría de pertenecer a la familia de Dios. -AP