Regresar

Peligros de olvidar a Dios

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Saúl dijo a sus criados: “Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que vaya a consultar por medio de ella”. Sus criados le respondieron: "Aquí, en Endor, hay una mujer que tiene espíritu de adivinación". 1 Samuel 28:7, 8 (RV95).

LA ADIVINA DE ENDOR

“Los magos de los tiempos paganos tienen su contraparte en los médiums espiritistas, los clarividentes y los adivinos de hoy día. Las místicas voces que hablaban en Endor... están todavía extraviando a los hijos de los hombres con sus palabras mentirosas. Si se descorriera el velo ante nuestros ojos, podríamos ver a los ángeles malignos empleando todas sus artes para engeñar y destruir. Dondequiera se ejerce una influencia para inducir a los hombres a olvidar a Dios, está Satanás ejerciendo su poder hechicero. Cuando los hombres se entregan a su influencia, antes que se den cuenta la mente se confunde y el alma se contamina. El pueblo actual de Dios debería prestar atención a la amonestación del apóstol a [los efesios]: 'No comuniquéis con las obras infructuosas de las tinieblas, sino antes bien redargüidlas'” –HA, 235.

Si no tienes un encuentro cercano con Dios cada día, puedes estar teniendo un encuentro cercano con “la adivina de Endor", llenando tu cabeza con pensamientos de autoayuda de las redes sociales, creyendo que el poder está en la mente, en los astros, en la buena suerte, en todos ellos cosas inútiles que te alejan del cielo.

Dios no puede olvidarse de nosotros. "¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nuca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida” (Isaías 49:15, 16). Pero nosotros sí podemos olvidarnos de Dios. "[Un] espíritu de idolatría pagana abunda hoy, aunque bajo la influencia de la ciencia y la educación, ha asumido una forma más refinada y atrayente... Todos los que no escudriñan fervientemente las Escrituras, ni someten todo deseo y propósito de la vida a esa prueba infalible, todos los que no buscan a Dios en oración para obtener el conocimiento de su voluntad, se extraviarán seguramente de la buena senda, y caerán bajo la seducción de Satanás” — CPI, 584. -GM