Regresar

El poder del amor

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen. Mateo 5:44.

ELISABETH ELLIOT

Elisabeth Elliot* nació en Bélgica, de padres misioneros. A los pocos meses de edad, sus padres regresaron a los Estados Unidos, a una ciudad llamada Germantown, cerca de Filadelfia. Luego vivieron en Nueva Jersey hasta que Elisabeth se fue a estudiar al Wheaton College.

Después de graduarse con una licenciatura en Griego, Elisabeth fue a Ecuador como misionera. Un año después se encontró con Jim Elliot, a quien había conocido en Wheaton College. Jim también trabajaba como misionero en Ecuador, con los Quichuas. En 1953 contrajeron matrimonio en Quito, y siguieron trabajando juntos.

Jim anhelaba entrar en el territorio de una tribu no alcanzada, los aucas. Los aucas eran un feroz grupo al que nadie había tenido éxito en conocer, ya que ellos los asesinaban antes de tener contacto. Jim con otros cuatro misioneros entraron en el territorio auca. Luego de un contacto amistoso con tres miembros de la tribu, fueron heridos a espada hasta morir. Su hija Valerie tenía diez meses de edad cuando asesinaron a Jim.

Elisabeth siguió su trabajo con los Indios Quichua. A través de una notable providencia, pudo conocer a dos mujeres aucas que vivieron con ella por un año. Ellas fueron la llave de entrada para que Elisabeth fuera a vivir con aquella tribu que había matado a los cinco misioneros. Permaneció allí durante dos años. Luego retorno al trabajo con los Quichas, donde vivió hasta 1963. Regresó con su hija a los Estados Unidos, y se dedicó a escribir y predicar la Palabra de Dios.

En 1969, contrajo matrimonio con Addison Leitch, profesor de Teología en el Seminario Gordon Conwell de Massachusetts, quien falleció en 1973. Luego de su muerte, Elisabeth tuvo dos huéspedes en su hogar; uno de ellos se casó con su hija, y el otro, Lars Gren, se casó con Elisabeth. Trabajaron juntos para Cristo hasta la muerte de Elisabeth, el 15 de junio, 2015.

Elisabeth Elliot pudo amar a sus enemigos. Y tú, ¿puedes amar a esa hermana de la iglesia que no te dirige la palabra? Cristo amo a todos, y mando amar a todos. Ama como amó Jesús, como amó Elisabeth Elliot. -LC

www.elisabethelliot.orgyhttps://www.thegospelcoalition.org/article/9-things-you-should-know-about-elisabethelliot/.