Regresar

El mejor fuerte

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían. Nahúm 1:7, NVI.

Cuando yo era pequeño, a mi papá le encantaba subirnos a todos en el auto e irnos de viaje durante el verano. Todos los veranos hacíamos un viaje largo, pero el resto del año, en los fines de semana largos, también salíamos de viaje, aunque eran viajes más cortos. Desde donde crecí, en Massachusetts, en los Estados Unidos, una vez decidimos viajar en auto hacia el norte, hasta Canadá. Mi papá siempre estaba buscando un lugar nuevo que explorar, y en este viaje en particular decidimos ir a Halifax, en Nova Scotia.

Dejando atrás los Estados Unidos, nos encontramos primero con New Brunswick y disfrutamos el hermoso paisaje. Luego entramos en Nova Scotia y nos dirigimos a Halifax. Pasamos un par de días en la zona, y lo que más recuerdo fue visitar la fortaleza de la Ciudadela de Halifax, que se encuentra en la cima de una colina, y desde la cual se puede disfrutar de una vista excepcional de la ciudad. De niño, me encantaba visitar fuertes auténticos.

Cuando entramos, descubrimos que había mucho para mirar. Cada hora había una espléndida ceremonia de cambio de guardia. Se oía la música de las gaitas tradicionales mientras los centinelas marchaban, vestidos con sus atuendos tradicionales. Recuerdo los sombreros altos y peludos que portaban mientras realizaban diferentes maniobras militares y disparaban las armas como parte de la exhibición. Mi parte preferida fue cuando trajeron un cañón y procedieron a cargarlo. Me pregunté: ¿Dispararán el cañón? Efectivamente, lo dispararon con un gran estallido. De niño, soñaba despierto con tener un fuerte y defenderlo contra cualquier atacante.

La Biblia enseña que Dios es nuestra fortaleza en la vida. A veces pensamos que podemos solucionar nuestros problemas por nosotros mismos, pero Dios nos invita a su fortaleza, para refugiarnos en él. ¿Por qué enfrentar solos al enemigo cuando podemos tener a Dios de nuestra parte? ¡Pídele hoy que te rodee con su fortaleza de protección y amor! La Biblia dice que se preocupa por quienes confían en él.