Regresar

Siempre fiel

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Acontecerá que, si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Deuteronomio 28:1, 2, RV60.

Miles de adolescentes asistieron al Camporí Internacional de Conquistadores en Oshkosh, Wisconsin, en los Estados Unidos, celebrado en el año 2014. Estoy seguro de que todos los que fueron tienen una aventura diferente para compartir. Mi aventura comenzó en casa, en Michigan, el domingo anterior. A diferencia de muchos otros viajeros que vinieron de muy lejos, nosotros solo teníamos que manejar cinco horas. Por aquel entonces yo tenía una casita móvil vieja, y decidimos ver si podíamos llegar con ella hasta Wisconsin. Compramos pintura especial y escribimos mensajes en las ventanillas laterales, como "Sé siempre fiel" y "¡Hacia Oshkosh!”

Al poco tiempo estábamos en la carretera, pero luego de treinta minutos miré por el espejo retrovisor y noté que algo se volaba del techo de la casa rodante. Me hice a la orilla y subí al techo a inspeccionar. Efectivamente, ¡el techo se estaba volando a pedazos! Fui a un negocio cercano y compré ocho rollos enormes de cinta aislante y encinté casi la mitad del techo. Continuamos el viaje sin ningún otro percance.

Si estuviste allí ese primer día, recordarás la lluvia y el barro que había. Esa era la primera vez que estaba en aquel lugar, así que tuve muchas nuevas experiencias. Para el primer día del camporí, el clima se compuso, y cada tardecita disfrutamos de un programa maravilloso sobre la historia de Daniel, videos con momentos destacados del día y, por supuesto, Chico, el león. Durante el día había muchísimas actividades, y dondequiera que miraras alguien estaba comparando e intercambiando prendedores. Era impresionante estar allí, con unas cincuenta mil personas más, provenientes de todo el mundo, celebrando tan maravilloso evento. Al final fuimos desafiados y animados a ser siempre fieles a Dios, sin reservas y en toda situación.

Aunque Daniel tuvo grandes dificultades durante toda su vida, siempre permaneció fiel a Dios. ¿Harás lo mismo tú, en todo lo que te propongas? Es mi oración que seas siempre fiel a Dios en todo lo que hagas.