Regresar

Castillo sorpresa

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Porque, así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. 1 Corintios 12:12, 13, RV60.

Hace dos años me invitaron a formar parte de una "Gira creacionista” de diez días por Austria, donde presentamos programas de evangelización en diez ciudades. Era la primera vez que nuestros hijos visitaban Europa, así que planificamos un recorrido, y les hicimos una pregunta: ¿Prefieren pasar mucho tiempo en pocos lugares impresionantes, o avanzar rápidamente por muchos lugares para ver todo lo posible? Por supuesto, querían ver tanto como fuera posible.

Alquilamos un automóvil en Viena, Austria, y emprendimos camino. Habíamos trazado un plan que nos llevaría a la mayor cantidad de lugares y países. Al salir de Praga, en la República Checa, todos sabíamos que nuestra siguiente parada sería Berlín, en Alemania. Unas horas después, nos detuvimos y estacionamos el auto. Les dije a los chicos que íbamos a hacer una pequeña parada para visitar un precioso castillo antiguo. Justo antes de pasar por el muro exterior del castillo, detuve a mis hijos y les dije que les tenía una sorpresa. Me miraron con curiosidad y les dije: “Estamos en Polonia”. ¿Puedes imaginar su sorpresa cuando descubrieron que estábamos en un país que nunca habían esperado visitar?

Hay cerca de doscientos países en el mundo, y muchas culturas diferentes. Como Satanás está buscando destruir la creación de Dios, intenta generar odio en toda ocasión posible. Ha convencido a mucha gente de que deben odiar a todos los que son diferentes. ¡No caigas en sus trampas! Dios nos ha creado a todos, y en mi opinión ¡es genial que haya tanta variedad! Celebra la variedad; es algo hermoso.