Regresar

El lanzamiento

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:44, RV60.

Los adultos suelen preguntarles a los niños: “¿Qué quieres ser cuando seas grande?” La mayoría de los niños no conocen todas las interminables opciones de carrera disponibles hoy, pero a menudo dicen que quieren ser bombero, médico, maestro o policía. Cuando estaba en tercer o cuarto grado, mi respuesta típica era que quería ser astronauta. El último viaje de la NASA a la Luna había ocurrido hacía unos años, y todavía había mucho entusiasmo con la idea de viajar a la Luna. Poco después, la NASA comenzó sus misiones con los transbordadores espaciales.

En 2010, me encontraba con mi familia en Florida cuando supe que estaba programado el despegue de un transbordador. Siempre había querido ver un lanzamiento, así que hicimos planes de ir a Cabo Cañaveral para verlo. Justo cuando estábamos por salir, escuchamos la noticia de que habían pospuesto el lanzamiento. Primero me puse triste, pero surgió nuevamente la esperanza, ya que había sido pospuesto para el día siguiente. El día siguiente llegó e hicimos planes para salir a ver el lanzamiento, pero una vez más se pospuso. Solo nos quedaba un día más en Florida, y las noticias informaron que lo volverían a intentar esa tarde. Unas horas antes del lanzamiento nos enteramos de que la cuenta regresiva seguía avanzando. Manejamos hasta Titusville, y encontramos el lugar donde la gente se juntaba para observar los lanzamientos. ¿Lanzarían esta vez el cohete, o volverían a posponerlo? La cuenta regresiva llegó a cero, ¡y el lanzamiento fue todo un éxito! Miramos asombrados como volaba el cohete rumbo a los cielos.

Nadie sabe cuándo volverá Jesús. No tiene sentido intentar programar una cuenta regresiva, porque la Biblia dice que ni siquiera los ángeles saben cuándo será ese día. Nuestro deber es simplemente estar siempre listos, y vivir cada día para Jesús.