Regresar

Aprende a poner la red

Matutina para Android

Play/Pause Stop
El Señor me librará de todo mal y me preservará para su reino celestial. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. 2 Timoteo 4:18, NVI.

Hace varios años, mi esposa y yo decidimos hacer un viaje a África. Viajar a África no es algo que se tome a la ligera, así que fuimos al médico para saber cómo deberíamos prepararnos para prevenir enfermedades. Un mes antes del viaje volvimos a su consultorio para ponernos las vacunas necesarias. Durante el siguiente mes tuvimos que tomar una pastilla cada día, así como durante nuestra estadía allí y durante un mes luego de regresar. Todo esto para reducir el riesgo de contraer malaria y otras infecciones causadas por la picadura de un mosquito o por agua contaminada. Cuando se trata de nuestra salud, no queremos correr ningún riesgo, así que tomamos fielmente cada pastilla como parte de la preparación para el viaje. Pero eso no fue lo único que hicimos.

Antes de salir de los Estados Unidos, compré una tela mosquitera con el propósito de protegernos de los mosquitos durante la noche. Nunca antes había usado una, así que no estaba seguro de cómo ponerla. La primera noche saqué la tela mosquitera y comencé a intentar descubrir cómo ponerla en la cama. No había una manera evidente para colgarla, pero había venido preparado con una bolsita de sogas y chinches. Pasé los siguientes 45 minutos colocando, de alguna manera, la tela sobre la cama, con un sistema asombroso de sogas por toda la habitación. Fue mucho trabajo hacerlo, pero déjame decirte que dormí mucho mejor cada noche sabiendo que la tela estaba allí,

En el mundo hay muchos peligros que pueden lastimar nuestro cuerpo, pero también hay peligros que pueden lastimar nuestra vida espiritual. Recuerda, tu cuerpo es temporal, ¡pero Dios quiere recrearte para vida eterna! Por eso es importante que protejas tu vida espiritual. Cada día pídele a Dios que te proteja espiritualmente.