Regresar

Empujando el autobús cuesta arriba

Matutina para Android

Play/Pause Stop
¡Canten alabanzas a Dios y a su nombre! Canten alabanzas en alta voz al que cabalga sobre las nubes. Su nombre es el Señor; ¡alégrense en su presencia! Salmo 68:4, NTV.

Mientras estudiaba en Francia, me uní al coro del colegio. En abril de ese año escolar, realizamos una gira de diez días por Italia. Uno de los lugares que visitamos fue la escuela adventista en Florencia. La escuela adventista está ubicada en una colina con vistas a la ciudad. La calle hacia la colina es bastante empinada. Además del coro, el autobús cargaba con nuestras maletas y bolsas de dormir para el viaje, y arrastraba un pequeño tráiler con todas las sillas, atriles e instrumentos que usábamos en los conciertos.

Recorríamos lentamente el camino, colina arriba, cuando de pronto el autobús se detuvo; simplemente no tenía fuerza para subir la colina. Los muchachos salimos e intentamos empujar el autobús. Yo había empujado automóviles para sacarlos de la nieve antes, pero esta era la primera vez que intentaba empujar un autobús, ¡y cuesta arriba!

De alguna forma logramos llegar a lo alto de la colina, con un solo herido a causa de la situación. Uno de los muchachos se pellizcó la mano con el enganche que sujetaba el tráiler. Luego de empujar el autobús y el tráiler por la parte más empinada de la ruta, el autobús pudo recorrer la última parte del trayecto sin nuestra ayuda. Aun así, cuando llegamos a la cima, nos dimos cuenta de que mi amigo se había cortado bastante la mano, así que me ofrecí a acompañarlo al hospital para que se la curaran. La enfermera lo atendió y volvimos justo a tiempo para el concierto.

La música probablemente es una parte importante de tu vida, y tus elecciones musicales pueden tener una gran influencia sobre ti. Generalmente, te acercan a Dios o te alejan de él. ¿Qué tipo de música escuchas? Te animo a elegir música que honre a Dios.