Regresar

Arruinado por las moscas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4:29, RV60.

En Australia, la Ayers Rock, también conocida como Uluru por los aborígenes, es famosa porque es uno de los mayores monolitos del mundo. Es grande, rojiza y visible desde kilómetros de distancia. Al acercarnos, nos detuvimos varias veces a tomarle fotos. Las vistas son preciosas, pero notamos que había miles de moscas por todo el lugar. No eran las moscas típicas, sino de las que pican. Tomábamos una foto y rápidamente volvíamos al automóvil para huir de ellas. Cuando finalmente llegamos al Uluru, ¡nos encontramos con más moscas!

Nuestro plan ese día era subir al Uluru, pero en aquellos primeros minutos que estuvimos cerca, las moscas nos molestaron tanto que volvimos a subir al auto. Allí nos quedamos sentados, mi esposa y yo, preguntándonos qué hacer. Decidimos manejar alrededor del Uluru, un recorrido que nos permitió tener lindas perspectivas de la roca desde diferentes ángulos. Pronto tuvimos que volver a hacernos la pregunta: ¿Y ahora qué?

Salimos del auto una vez más, y en esos pocos momentos las moscas nos volvieron a atacar. Ahora estábamos seguros de que no podríamos escalar la roca con las moscas atacándonos a cada paso. Nos sentimos bastante decepcionados, pues habíamos manejado dos días por el desierto australiano para poder escalar el Uluru. Terminamos conformándonos con tomar algunas fotos y desear haber traído mosquiteros.

Me asombró que unas simples moscas pudieran arruinar nuestra visita. Lo comparo con el lenguaje inapropiado. Si estoy teniendo una conversación con alguien y de repente utiliza palabras vulgares o toma el nombre de Dios en vano, esas pequeñas palabras comienzan a arruinar toda la conversación. Por eso es tan importante que prestes atención a lo que sale de tu boca. No permitas que las palabras indecentes arruinen tus conversaciones, porque en vez de disfrutar de un momento especial, todo se tornará en una experiencia negativa.