Regresar

Dos pasos, un paso, un resbalón

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Y, como no tenían tiempo ni para comer, pues era tanta la gente que iba y venía, Jesús les dijo: -Vengan conmigo ustedes solos a un lugar tranquilo y descansen un poco. Marcos 6:31, NVI.

Durante un viaje a Chile para visitar a la familia de mi padre, mi esposa y yo paseamos por las zonas rurales para ver algunas de las características naturales de los alrededores. ¡Resultó que nos estábamos quedando a pocos kilómetros de un volcán activo!

Cuando la gente descubre que está cerca de un volcán activo, lo normal es que salgan huyendo en la dirección opuesta, pero nosotros no: manejamos hacia la montaña para ver el volcán de cerca. Al subir la montaña comenzamos a ver pequeñas pistas de que nos acercábamos a un volcán activo. Lo primero que vimos fueron fumarolas de vapor de tanto en tanto, en las que pequeñas nubecitas de vapor escapaban del suelo. Un poco más adelante nos encontramos con un enorme complejo hotelero que ofrecía baños termales. Continuamos subiendo más y más, hasta que terminó la calle. No podíamos ver la montaña completa porque estaba cubierta por una nube, pero podíamos mirar hacia adelante lo suficiente como para ver una gran cuesta de piedra pómez con rocas desparramadas y fumarolas de vapor. Parecía el paisaje de otro planeta.

Decidimos subir un poquito, solo para ver cuánto podíamos avanzar. Caminar sobre piedra pómez no es fácil. El material volcánico flojo cede fácilmente. Por cada dos pasos que dábamos, parecía que nos resbalábamos uno. Esto hizo muy difícil el ascenso. Luego de un rato el grupo no quiso ascender más, pero yo continué solo durante otra hora. Cuando finalmente me detuve, mi familia estaba muy lejos y me sentí completamente solo en la montaña. Cuánta paz y tranquilidad sentí en aquella montaña.

Jesús también necesitó estar solo a veces. Dios creó el sábado para que podamos pasar tiempo a solas con él. Busca oportunidades para estar solo con su Palabra. Escucha lo que el Espíritu Santo tiene para decirte hoy. Tal vez ahora no te parezca un plan muy atractivo, pero te garantizo que después te sentirás genial.