Regresar

Aventura de medianoche

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. Salmo 37:7, RV60.

Hace algunos años, cuando filmaba una serie de videos, el libreto pedía que algunas escenas se grabaran en una cueva. Decidí ponerme en contacto con algunas empresas de recorridos por cuevas en la zona central de California, para ver si nos permitirían filmar en sus cuevas fuera de hora. Encontré una cerca de Placerville. Todo estaba arreglado para que llegáramos y filmáramos en el plazo de un mes. La semana anterior a la fecha de filmación, llamé nuevamente a la gerente y me aseguró que todo estaba en orden para nuestra visita. Llegó el día, y mi equipo de filmación y yo llegamos a la cueva media hora antes del horario acordado. Fuimos a la oficina y pedimos hablar con la gerente para hacerle saber que habíamos llegado.

Nunca olvidaré lo que ocurrió a continuación. Nos miró a los ojos, y de la nada dijo:

- Disculpen, cambié de opinión; no pueden filmar aquí.                                                                                                                                                        Nos miramos atónitos. Ella no ofreció explicación alguna sobre la razón por la que no nos permitía filmar allí. Salimos de la oficina sintiéndonos engañados, pero yo le había recordado al equipo varias veces durante el proyecto que el enemigo estaba obrando para evitar que produjéramos videos para niños que le den la gloria a Dios nuestro Creador.

Oramos, y recordamos que le habíamos pedido a Dios que se cumpliera su voluntad, no la nuestra. Al día siguiente continuamos filmando en una ubicación diferente, pero antes del mediodía nos encontramos con alguien que se ofreció a llevarnos esa noche a una cueva cercana que no había sido “refinada” con fines turísticos. Al final, pudimos filmar una escena de cueva que fue mucho mejor de lo que habíamos pactado originalmente, puesto que era un lugar mucho más natural, menos contaminado por la mano del hombre.

Qué feliz me sentí de haber confiado en Dios, ¡porque terminó teniendo un plan mejor para el video! Dios tiene una solución para todos nuestros problemas, pero debemos aprender a ser pacientes y a confiar mientras esperamos su respuesta.