Regresar

Rodeado de agujas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos! ¡Levanta la voz, y hazles justicia!¡Defiende a los pobres y necesitados! Proverbios 31:8,9, NVI.

En el extremo suroeste de North Dakota hay un lugar maravilloso llamado Black Hills [Colinas Negras]. La región circundante consiste en praderas llanas, pero en este rincón del Estado se elevan colinas cubiertas de árboles que a la distancia se ven negras; por eso los nativos americanos que vivían allí las llamaban “colinas negras”. Cuando manejaba nuestro automóvil hacia el oeste, rumbo al lugar, podíamos ver algo como un enorme montículo oscuro elevándose de las praderas. Pronto llegamos a las colinas y al Parque Estatal Custer.

En el parque, seguimos un circuito y vimos muchas cosas maravillosas, incluyendo bisontes que cruzaban el camino con toda tranquilidad frente a nosotros. La ruta subía y subía por las colinas hacia una zona de picos montañosos de granito que parecían agujas puntiagudas elevándose desde la montaña. Se había hecho un esfuerzo enorme para construir una ruta zigzagueante entre estas asombrosas formaciones rocosas verticales. En una parte, la carretera pasaba entre dos de esas agujas en un espacio tan estrecho que apenas cabía un automóvil. También había un sendero que queríamos recorrer a pie: el Cathedral Spires Trail. Estacionamos el auto y caminamos entre el bosque durante unos veinte minutos. Finalmente nos llevó hasta un pequeño valle completamente rodeado de altas formaciones rocosas, parecidas a agujas verticales, totalmente erguidas.

¿Sabías que Dios también nos ha pedido que nos mantengamos erguidos? Quiere que nos levantemos a favor de otros que no pueden levantarse por sus propias fuerzas. Quiere que defendamos al pobre y al necesitado, y a quienes son juzgados o tratados injustamente. Te invito a orar a Dios y pedirle valor para permanecer de pie hoy.