Regresar

Oscuridad total

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Salmo 119:105, RV60.

¿Alguna vez has visitado el Monte Saint Helens, en Washington? Es un volcán que sufrió una enorme erupción el 18 de mayo de 1980. La erupción dejó un gran cráter en su parte superior y muchos otros elementos fascinantes para explorar. En cierto viaje, decidimos visitar el lado sur de la montaña, donde podíamos explorar algunos tubos de lava. Nos llevó tiempo llegar, pero finalmente llegamos al lugar, donde había una gran depresión en el suelo. En el fondo de la zona hundida había una pequeña abertura, por la que solo podía pasar una persona a la vez. También había una escalera de metal para que fuera más sencillo bajar por el tubo de lava.

En algún momento del pasado, cuando la lava fluyó durante la erupción, los caminos se cubrieron, y la lava corrió hacia abajo a través de túneles. Cuando la lava dejó de fluir, los túneles siguieron allí, aunque vacíos. Este tubo de lava en particular podía recorrerse a lo largo de unos 3 kilómetros [2 millas] por la ladera de la montaña. No había veredas elegantes, ni electricidad, ni mapas. En muchas partes del túnel el techo había cedido, así que tenías que estar listo para trepar montones de piedra hasta de 6 metros [20 pies] de alto. Si apagaba mi luz, había una especie de oscuridad que solo puede experimentarse en una cueva. Eso me indujo a apreciar más mi linterna, porque estar en un lugar así sin luz sería horrible.

Habrá momentos oscuros y difíciles en tu caminar por la vida. Dios nos dio la Biblia para que nos guíe y sea una luz para nosotros siempre, pero especialmente en los momentos de oscuridad en que más la necesitamos. Estoy muy contento de tener al Señor como el Guía de mi vida. Él tiene una luz que nunca se apagará: su Palabra. ¿Lo invitarás a que sea tu Guía hoy?