Regresar

Sorprendido en Idaho

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Mándales que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen. 1 Timoteo 6:18, NVI.

He tenido la posibilidad de visitar varias de las cataratas más famosas del mundo, como el Salto Ángel en Venezuela, las Cataratas Victoria en África, o las de Iguazú en la frontera entre Argentina y Brasil. No hace mucho, pude visitar otra catarata que me tomó totalmente por sorpresa. Estaba planeando un viaje en automóvil cruzando los Estados Unidos cuando me hablaron de unas cascadas de las que nunca antes había escuchado. Al principio no pensé que fueran gran cosa porque ya había visto las cataratas del Niagara, que son las más visitadas en los Estados Unidos. También había visto varias cascadas en el Parque Nacional de Yosemite, que atraen a muchos turistas. Pensé que ya había visto lo mejor en cascadas de los Estados Unidos, pero estaba equivocado.

Las cascadas que descubrí están en Twin Falls, Idaho. Cuando vi fotos de ellas, supe que teníamos que visitar ese lugar. Al acercarme a las cascadas aquel día, estaba entusiasmado y lleno de expectativa. Estacionamos y salimos, y frente a mí estaban las cascadas Shoshone, ¡una de las cascadas más impresionantes que haya visto! Mi primer pensamiento fue: ¿Por qué este lugar no es más conocido? Las cascadas son más altas que las del Niagara, y el lugar no está lleno de molestas distracciones turísticas como en Niagara. Hay algunos senderos a los lados del cañón que nos permitieron disfrutar de una vista asombrosa de esta cascada impresionante desde distintos ángulos. Ahora, cada vez que alguien me pregunta sobre cascadas, nunca olvido compartir lo que sé sobre las asombrosas y poco conocidas cascadas Shoshone.

Hemos aprendido que debemos compartir con los demás. Esto no solo incluye compartir información acerca de lugares especiales; también incluye compartir tu tiempo sirviendo a otros y, por supuesto, compartir lo que tienes con quienes están necesitados. ¡Dios bendecirá tu generosidad!