Regresar

Una vista desde arriba

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8, RV60.

Si alguna vez has manejado por Dakota del Sur de este a oeste, sabes que es un trayecto muy largo, lleno de praderas aparentemente interminables. En esa región hay un parque nacional único, llamado Parque Nacional Badlands [Tierras Malas]. El parque recibió este nombre extraño de parte de antiguos exploradores que dijeron que estas tierras eran malas, pues eran difíciles de cruzar. En esa zona del Estado, una meseta más alta cae a una más baja por medio de una serie de cañones espectaculares. Los cañones están llenos de senderos y caminos para explorar. A diferencia del Gran Cañón, donde las capas rocosas son muy duras, los cañones de Badlands están cambiando constantemente, porque no son de piedra sino de un lodo apelmazado que se erosiona fácilmente cuando llueve.

Mientras recorríamos el parque, de vez en cuando podíamos ver un pequeño helicóptero sobrevolando el lugar. Llegamos a la conclusión de que en algún lugar cercano se ofrecían recorridos en helicóptero sobre los Badlands. Acertamos, pues al salir del parque vimos una empresa que ofrecía recorridos en helicóptero, y nos detuvimos. Llenamos los formularios necesarios y pagamos, y unos minutos después caminamos hacia el pequeño helicóptero que solo podía llevar un máximo de tres personas. Pronto despegamos y nos alejamos hacia Badlands. La vista de Badlands desde el aire era maravillosa. Los cañones se extendían por kilómetros y más kilómetros, y ahora divisamos claramente dónde y cómo las aguas retrocedieron y erosionaron los maravillosos cañones.

La Tierra sufre la erosión y otros fenómenos y cambia poco a poco, pero Dios no cambia. Él es el mismo ayer, hoy y mañana. Es constante y confiable; siempre puedes contar con él. ¡Descansa en el hoy!