Regresar

Cascadas en el campo

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos. Salmo 139:23, NVI.

En un viaje reciente a Puerto Rico, pasé el fin de semana hablando en tres iglesias. Para mi sorpresa, los amables lugareños que me habían invitado me dijeron que el domingo haríamos un viaje para hacer algo divertido en cierto lugar que solo los lugareños conocían del Bosque Nacional El Yunque, un bosque lluvioso tropical. Esa mañana nos levantamos temprano y nos dirigimos en automóvil hacia El Yunque. Pronto estábamos manejando por una densa selva, adentrándonos más y más en las montañas.

Para llegar al lugar, teníamos que salir de la carretera principal y viajar por caminos secundarios poco mantenidos. Llegamos a un lugar donde había varios automóviles estacionados y supe que tendríamos que recorrer la última parte a pie. Como a un kilómetro y medio [una milla] más adelante, el camino comenzó a tornarse increíblemente cenagoso, y tuvimos que trepar sobre troncos, y subir y bajar laderas resbaladizas para continuar hacia adelante. Pronto, a la distancia, pude oír el rugido de agua que cae. Unos minutos después llegamos a una ubicación impresionante donde un río fluía por una serie de enormes pilas de rocas, creando un montón de cascadas y pozas azules y hermosas donde unos cincuenta lugareños estaban nadando, jugando y chapoteando en el agua. Había una piedra grandísima a la que se podía subir y saltar desde allí al agua, y una soga de la que se colgaban para dejarse caer en la parte más profunda de la poza. Mis anfitriones de ese día sabían el tipo de excursión que realmente disfrutaría, así que planificaron esta salida para hacerme sentir bien. Por lo que a mí respecta, fue perfecto, ¡porque me divertí muchísimo allí con ellos!

Nadie te conoce mejor que Dios. Él te creó único y especial, y conoce los deseos de tu corazón y las cosas que te preocupan. Es por eso que Dios es el mejor amigo y el más confiable que existe. Pasa tiempo a solas con él hoy.