Regresar

Un pozo del tamaño de un mamut

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil. Mateo 26:41, NVI.

Hace varios años estaba manejando por Dakota del Sur, para filmar algunas escenas en las Black Hills [Colinas Negras]. Millones de personas acuden cada año a la otra gran atracción de la zona, el Monte Rushmore, pero se olvidan de disfrutar de las asombrosas bellezas naturales de las Colinas Negras. Descubrimos caminos escénicos hermosos, con muchos bisontes y otros animales pastando libremente. Las suaves colinas están cubiertas por algunas de las formaciones rocosas más asombrosas del país, llamadas agujas. Estas agujas son formaciones rocosas enormes y puntiagudas esparcidas sobre las laderas de las montañas, permitiendo que los turistas conduzcan al lado, e incluso por debajo, de algunas de estas rocas.

Como terminamos de filmar temprano, estaba ansioso por manejar hasta un lugar cercano llamado Mammoth Site [Sitio del mamut]. Como puedes imaginar por el nombre, esta es una atracción relacionada con esos grandes y lanudos primos de los elefantes, los extintos mamuts. Llegamos, pagamos la entrada e hicimos el recorrido inicial por el museo, que finalmente terminó en una parte fascinante de la atracción: los esqueletos de mamut asentados en el suelo. Hace años, se encontró un pozo en este lugar, donde varios animales habían caído y muerto, incluyendo mamuts. Cuando los científicos comenzaron a excavar más profundo, se sorprendieron mucho al descubrir que cuanto más profundo escarbaban, más mamuts encontraban. Docenas de mamuts habían caído y muerto en ese pozo.

El objetivo de Satanás es hacernos caer en el pozo de la tentación. Él usa todos los métodos que puede para tentarnos; cada día debemos orar y pedirle a Dios que nos libre de caer en las trampas de Satanás. Como él es un enemigo inteligente, debes ser especialmente cuidadoso en aquello en lo que puedes ser más débil. Satanás intentará atraparte en esas debilidades, así que evita acercarte a la tentación, ¡cueste lo que cueste! Una cercanía diaria a Dios es la mejor forma de evitar caer en tentación.