Regresar

¿Cómo ser valiente?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
"El Señor es mi refugio; mi Dios es la roca que me defiende" (Salmo 94:22).

La valentía es enfrentar las situaciones difíciles. Ahora bien, las personas no nacen siendo valientes: se van formando a través de pequeñas acciones, de pensamientos positivos, ayudando a los demás y confiando en Dios plenamente.

En el valle de Ela, dentro del ejército del rey Saúl, los soldados no eran valientes; estaban llenos de miedo. El enemigo era el gran gigante Goliat, que asustaba a cualquiera, ya sea por su voz o por su forma desafiante de decir las cosas. Pero David, que había venido a visitar a sus hermanos, escuchó las palabras ofensivas hacia Dios. Y entonces se ofreció para luchar contra él. Y por supuesto, Dios nuevamente actuó con poder para proteger a este joven valiente y a su pueblo.

David tuvo que buscar cinco piedras para pelear contra el gran gigante. Nosotros no necesitamos tirar piedras para defendernos, pero sí tenemos que estar seguros de la compañía de Dios, cada día. "El Señor es mi refugio; mi Dios es la roca que me defiende" (Salmo 94:22).

Desafío:Escribe debajo de una piedra, lo más chiquito que puedas, algo que te dé miedo.

Lee más en la Biblia, [1 Samuel 17].

Confianza en Dios


Envía tus saludos a: