Regresar

¿Cómo puedo controlar mi enojo?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
"Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría" (Colosenses 1:11).

Pidiendo ayuda a Dios. Controlar el enojo es muy difícil. Supongamos que estás haciendo una tarea para la escuela y te ha llevado mucho tiempo. ¡Imaginas cuando el profesor va a felicitarte por tu excelente trabajo! Pero..., oh, oh, pasó tu hermanito corriendo al lado de la mesa y tiró tu trabajo (sin querer). Como si esto fuera poco, lo piso con sus zapatillas sucias. ¿Cuál es tu reacción? ¿Gritas, lloras, levantas la voz, pides ayuda a tu mamá o maltratas a tu hermanito? Es probable que tengas razón, pero eso no justifica que reacciones de una forma agresiva.

A David y a sus hombres les pasó algo parecido. Cuidaron y protegieron a los siervos de Nabal y a su ganado, pero cuando le pidieron un favor a este hombre, él reaccionó mal.

Sientes una gran alegría cuando derribas todas las piezas de la torre que construiste de un solo tiro, pero... ¿cómo te sientes cuando alguien derriba lo que construiste con mucho esfuerzo? Seguramente es un sentimiento no muy agradable. Pero Dios quiere que seas como Jesús, porque eso te hará feliz. Por eso la Biblia dice: "Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría" (Colosenses 1:11).

Desafío:Dibuja una torre en un margen de esta página y pinta cada piso con un color diferente.

Lee más en la Biblia, [1 Samuel 25:2-35].

Bondad


Envía tus saludos a: