Regresar

¿Por qué cuando cerramos los ojos nos cuesta movilizarnos?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
“A todo puedo hacerle frente, pues Cristo es quien me sostiene" (Filipenses 4:13).

Porque los ojos, junto con los oídos, los músculos y las articulaciones emiten mensajes al cerebro para mantenernos en equilibrio. La vista percibe a qué distancia se encuentran los objetos, detecta cómo son sus formas, sus colores y sus texturas.

Las personas que tienen una disminución de la vista, al principio se sienten torpes o inseguras con sus movimientos hasta que desarrollan otros sentidos como el oído y el tacto. Así le pasó a Saulo. De tan seguro que iba hacia Damasco, el Señor tuvo que taparle los ojos por tres días para que él pudiera comprender que Dios tenía un propósito aún mayor para su vida.

Cuando la maestra de Matías escribía algo importante en el pizarrón, él se levantaba de su asiento y se iba adelante para escribir bien en su cuaderno. Pronto Matías comenzó a usar anteojos y, al principio, pensó que no iba a jugar más al fútbol. Sin embargo, su papá le consiguió unos anteojos antigolpes y le recordó una promesa de la Biblia: “A todo puedo hacerle frente, pues Cristo es quien me sostiene" (Filipenses 4:13).

Desafío:Dibuja algo que te resultó difícil en un momento de tu vida (por ejemplo, aprender a dividir, a andar en bicicleta, etc.), para recordar que lo has superado.

Lee más en la Biblia, [Hechos 9:1-18].

Optimismo