Regresar

¿Por qué hacemos cara fea cuando olemos algo desagradable?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
"Si estás cargado de pecado, aléjalo de ti; no des lugar en tu casa a la maldad" (Job 11:14).

Porque rápidamente llega la información a nuestro cerebro y este reacciona enviando estímulos y sensaciones de desagrado expresados por medio de nuestros gestos.

Piensa en la palabra “podrido". ¿Qué sensación viene a tu mente? ¡Es desagradable! ¿Huirías de ese olor feo? Así ocurrió con el pueblo egipcio cuando el río Nilo apestaba por la gran cantidad de ranas muertas flotando, con los mosquitos molestosos zumbando, con las moscas que rondaban sin parar y con el ganado que se moría por todos lados. Con cada plaga que recibía Egipto, el pueblo no quería saber nada de todo lo que les estaba pasando. Pero el faraón se resistía hasta que, finalmente, en la última plaga, cuando su hijo murió, dejó ir al pueblo de Israel y muchos egipcios se fueron con los israelitas.

Cuando pasamos por algunas pescaderías, sentimos un olor a pescado muy fuerte. Entonces, caminamos rápido por la vereda para no sentir más ese olor que nos molesta. Así tenemos que escapar del pecado; irnos lo más lejos posible, para escapar de lo que desagrada a Dios. "Si estás cargado de pecado, aléjalo de ti; no des lugar en tu casa a la maldad" (Job 11:14).

Desafío:Huele un olor que no te agrada durante cinco segundos, y da cinco vueltas.

Lee más en la Biblia, [Éxodo 8], [Éxodo 9:1-12] y [Éxodo 12:33-39].

Pureza de carácter