Regresar

¿Cómo evitar las burlas?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
“No se engañen ustedes: nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, se cosecha" (Gálatas 6:7).

Como vivimos en este planeta contaminado de pecado, existen burladores que siempre encuentran oportunidad para herir a las personas. Una forma de evitar que las burlas nos lastimen es no enojarnos, no responder a sus ofensivas y no seguir el juego que ellos proponen.

La primera vez que Jesús le pidió a un grupo que fuera por las aldeas para enseñar y ayudar a la gente, eran 72 personas. Antes que Jesús ascendiera, les dijo a sus discípulos que debían continuar con la misión de proclamar el evangelio. Tal es así que cuando llegaron a Antioquía, los paganos y los romanos les colocaron un apodo burlesco para distinguirlos. Sin embargo, ellos se sintieron felices de ser llamados cristianos.

La burla es una acción o un gesto con la finalidad de reírse malintencionadamente de una persona o una cosa. La burla es como un bumerán: lo que decimos o hacemos vuelve a nosotros. El apóstol Pablo nos advierte y nos dice: “No se engañen ustedes: nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, se cosecha" (Gálatas 6:7).

Desafío:¿Alguna vez te has burlado de alguien? ¡Pídele perdón si aún no lo has hecho! Escribe aquí una señal de tránsito y escribe la palabra “burlas”. Luego traza la raya de prohibido con rojo para terminar el cartel.

Lee más en la Biblia, [Hechos 11:26].

Prudencia