Regresar

El Hijo amado de Dios

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Este es mi Hijo amado en quien me complazco, S. Mateo 3: 17.

JUAN EL BAUTISTA acababa de levantar a Jesús del agua, cuando sucedieron dos acontecimientos especiales. Del cielo descendió volando una paloma. Era el Espíritu de Dios en forma de paloma. El Espíritu Santo es una persona igual que Dios y Jesús, pero no lo podemos ver. Sin embargo, sabemos que está cerca porque podemos ver sus obras.

Cuando el Espíritu Santo, en forma de paloma, se posó sobre Jesús, fue para honrarlo. Dios el Padre también honró a Jesús. «Este es mi Hijo amado», dijo.

El Espíritu Santo entra a nuestros corazones como una gentil paloma; nos ayuda a amar y obedecer igual que Jesús.

Puedes hacer una paloma que te recuerde al Espíritu Santo. Dobla esta hoja de papel a la mitad. Coloca tu mano sobre el papel, alineando tu pulgar a lo largo del borde. Estira tus dedos por el papel. Separa tu pulgar de tus demás dedos. Traza con lápiz alrededor de tu mano. Ahora recortaremos la silueta que dibujaste. Cuando desdoblemos el papel, ¡quedará una paloma! [El pulgar delinea la cabeza y los dedos forman las alas.]

Materiales: Una hoja de color blanco tamaño carta, tijeras, un lápiz.

 

Tema: el Espíritu Santo