Regresar

Oveja perdida

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: ¡Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido!, S. Lucas 15: 6.

[AYUDA A TU NIÑO(A) a contar 100 frijoles. Con piedras, construyan un aprisco (redil).]

Jesús contó la historia de un pastor que tenía 100 ovejas. Las quería a todas. Cada noche las contaba para asegurarse de que estuvieran a salvo en su hogar. Pero una noche, faltaba una oveja. [Que tu niño(a) «esconda» un frijol, y cuenten las «ovejas» otra vez.] ¡Solamente había 99 ovejas! El pastor pudo haber dicho: «Bueno, ni modo, todavía me quedan muchas. Está muy oscuro y frío como para salir a buscar una sola ovejita».

Pero él no dijo eso. Pensó en el frío y el miedo que tendría su oveja perdida. Se apresuró en medio de la noche y se puso a buscar y buscar hasta encontrarla por fin. [Que el palillo «pastor» busque a la «oveja» perdida.]

La oveja tenía miedo y frío, así que el pastor la puso sobre sus hombros y se la llevó. Luego llamó a todos sus amigos y juntos hicieron una gran fiesta para celebrar. Jesús nos ama, así como ese pastor a aquella oveja. Saldrá en la peor tormenta a buscar una sola persona que se sienta perdida y lejos de él. Es nuestro buen pastor.

Material: 100 frijoles que representarán a las ovejas, piedras para hacer un aprisco, un palillo que representará al pastor, otros palillos para sus amigos.

 

Tema: el amor de Jesús