Regresar

Valle de sombras

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Aunque camine por valles sombríos no temeré mal alguno, Salmos 23: 4.

AUNQUE JESÚS quiere que estemos a salvo y contentos, a veces pasan

cosas malas. Llueve cuando quieres salir a jugar. Te enfermas y no puedes hacer lo que más te gusta. A veces, la gente que amamos se siente mal. [Según la madurez de tu niño(a), discutan circunstancias específicas. Coloquen la nube negra y el rayo en un rincón de la caja.]

¿Qué cosas te dan miedo? [Menciona las cosas que te daban miedo en tu niñez.] Es normal sentir miedo. Las ovejas también se asustan. Cuando nos asustamos, podemos pensar en nuestro Buen Pastor. El Salmo dice: «Aunque camine por valles sombríos no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo, tu vara y tu cayado me sosiegan» (Salmos 23:4). Sabemos que aun cuando sucedan cosas aterradoras, Jesús siempre está cerca. [Hagan que el «pastor de la maqueta ayude a su oveja.]

Siempre podemos confiar en que Jesús nos cuidará. Aunque sufras algún daño, recuerda que Jesús está contigo y te reconfortará.

-Recuerda - dice Jesús-, que yo soy tu buen pastor. Siempre cuido mis ovejas.

Materiales: Papel de color negro, arrugado en forma de una nube, para colgar del techo de la caja; papel de color amarillo brillante o un limpiapipas torcido en forma de rayo; palillos para la vara y el cayado.

Tema: confianza