Regresar

La mecha humeante

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: No disputará con nadie ni andará dando gritos, S. Mateo 12: 19.

ISAÍAS, UN PROFETA, dijo algo muy interesante sobre cómo Jesús obraría: «No disputará con nadie ni andará dando gritos [...]. No romperá la caña quebrada ni apagará el pábilo humeante» (S. Mateo 12: 19, 20).

Aquí tengo un tallo quebrado. iSería muy fácil terminar de romperlo! Pero Jesús no era así. Lo dejaría en paz.

Aquí tengo una vela. La encenderé y dejaremos que arda durante algunos minutos. Si soplamos con suavidad, la llama se apagará, pero la mecha

todavía chisporroteará y humeará. Lo usual sería aplastar la mecha con los dedos para que dejara de humear. Pero Jesús ni siquiera hacía que una vela dejara de arder.

Es un ejemplo de cómo nos trata Jesús. Nunca nos obliga a comportarnos como él. Nos deja pensar en lo que realmente queremos hacer, aunque nos lleve tiempo. A lo mejor pasa mucho tiempo antes de que este tallo quebrado se zafe solo, o que esta vela deje de humear. Pero Jesús está dispuesto a esperar. Con esa bondad y gentileza nos trata. Espera paciente a que nosotros decidamos que realmente queremos ir al cielo con él.

Materiales: Una vela, cerillos; carrizo, tallos de pasto o ramitas, casi partidos a la mitad.

 

Tema: el carácter de Jesús