Regresar

Entre los cardos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Es como la semilla que cayó entre cardos: oye el mensaje, pero los problemas de la vida y el apego a las riquezas lo ahogan y no le dejan dar fruto, S. Mateo 13: 22.

ESTAMOS LISTOS PARA LLENAR nuestro tercer vaso. ¿Recuerdas lo que tenemos en los otros dos? ¿Cómo es la persona de nuestro primer vaso? [Gente que rechaza a Jesús.] ¿Qué tipo de personas tienen corazones como la tierra rocosa de este vaso? [Gente que no quiere escuchar lo que dice Jesús. Discutan.]

Jesús dijo que algunas de las semillas que esparció el campesino cayeron en tierra donde ya crecían cardos. Los cardos tienen lindas y mullidas flores. [Consigue una flor real o muestra una foto.] Los cardos crecen muy juntos entre sí. Ninguna otra planta puede vivir entre los cardos. Se expanden y ocupan todo lo que necesitan otros brotes para crecer.

Jesús dijo que algunas personas se preocupan tanto que no tienen tiempo para pensar en sus palabras. Sus lecciones no pueden crecer mucho en sus mentes porque otras cosas las asfixian.

Pongamos esta tierra con hierbas en el vaso. Luego plantaremos las semillas y veremos qué pasa. Es un lugar malo para plantar semillas, pero esta lección nos ayuda a pensar en nuestros corazones. ¿Nos han crecido hierbas que nos impidan pensar en Jesús?

 

Materiales: Vasos desechables de plástico con calcomanías de corazones en el exterior, semillas (remojadas durante la noche anterior), tierra con hierba, una foto de cardos (o cardos reales).

Tema: escuchar