Regresar

Jesús hace un milagro

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Comieron todos hasta quedar satisfechos, S. Mateo 14: 20.

MUCHAS, MUCHAS PERSONAS habían seguido a Jesús por el lago. Caíala tarde y tenían hambre, pero el único que había llevado comida era un niño: cinco panecillos y dos pescaditos.

–Tráiganme la comida —respondió Jesús. Pronunció la bendición, partió los panes, entregó los alimentos a sus amigos y ellos, a su vez, a la gente. El pan y el pescado no se terminaban. Entre más partía, más tenía. Todos cenaron maravillosamente.

iQué amoroso Jesús, que dio de cenar a toda esa gente cansada y hambrienta! ¡Qué amable fue el niño al donar su merienda para que Jesús pudiera alimentar a alguien más!

Puedes hacer una merienda sencilla como la que ese niño compartió con Jesús. Pon cinco piezas pequeñas de pan en una canasta. Cortemos dos rebanadas de queso o tortitas de avena en forma de peces. Tal vez el niño bebió agua de algún manantial, pero tú puedes llevar agua en una botella.

Repasa algunas de las historias de Jesús mientras comes y presta atención a la voz de Jesús, de quien el Espíritu Santo hablará a tu corazón.

Materiales: Una canasta, pan, queso (puede ser de tofu, o tortitas de avena o soya), agua.

Tema: Jesús nos cuida