Regresar

Una casa de oración

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Mi casa ha de ser casa de oración, S. Mateo 21: 13.

¿RECUERDAS QUE JESÚS ENTRÓ montado en una borrica a Jerusalén como un rey? Su siguiente parada fue el Templo. Osadamente, Jesús subió las escalinatas. ¡Qué mal! Dentro del Templo había gente que compraba y vendía. Jesús volcó las mesas de los cambistas de dinero. ¡Las monedas volaron por todos lados! También volcó los asientos de los hombres que vendían palomas. Les dijo a todos que se retiraran, y lo obedecieron.

Luego declaró: -La Escritura dice: «Mi casa será llamada casa de oración», pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones.

Los hombres que compraban y vendían no pensaban en orar o en Dios. No ayudaban a la gente a acercarse a Dios con su adoración. Más bien, estafaban y robaban a la gente que iba a adorar.

¿Qué podemos decir de ti y de mí? ¿Consideramos que el sábado y la iglesia siempre son bendiciones? Representemos algunas de las cosas que suceden en sábado. [Comiencen con los preparativos para ir a la iglesia. Experimenten con ideas que harían de ir a la iglesia una experiencia más profunda y positiva.]

Actividad: Representación de papeles.

 

Tema: la casa