Regresar

La historia de la viña

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Una vez un padre de familia plantó una viña, S. Mateo 21: 33.

JESÚS CONTÓ OTRA HISTORIA DE UNA VIÑA. Un señor plantó la viña. Contrató a otros hombres que la cuidaran y luego se fue de viaje. Después de la cosecha de uvas, el dueño mandó a sus sirvientes a recolectar el dinero de los hombres que habían cuidado la viña.

Sin embargo, los hombres de la viña golpearon y mataron a los sirvientes. Así que el dueño mandó más sirvientes. También los mataron. Al final, envió a su propio hijo.

-No lastimarán a mi propio hijo -concluyó.

Aun así, los hombres malvados dijeron: «Miren, ahí viene el que heredará esta viña de su padre. ¡Vamos a matarlo y así nos la quedaremos!». Así procedieron.

Jesús vio a los sacerdotes y maestros. Ellos eran los hombres malvados en la viña de Dios. Habían matado a los profetas que Dios envió a ayudar a la gente, y también planeaban matar a Jesús.

Puedes ofrecer buenos «frutos» a Jesús si vives como él dice. ¿Qué «frutos» puedes darle? [Usen el racimo indicado al principio.]

Materiales: Papel de colores verde, púrpura y blanco; pegamento. [Haz un racimo de uvas a partir de círculos de papel púrpura. En cada uva escribe un «fruto», como «alabanza» o «adoración», que quieran ofrecer a Jesús. Pega las uvas al papel blanco y agrega una hoja de papel verde.]

 

Tema: Obediencia