Regresar

Seamos humildes

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Al que se humille a sí mismo, Dios lo ensalzará, S. Mateo 23: 12.

JESÚS QUERÍA AYUDAR A LA GENTE a reconocer a un buen líder, cómo tratarlo y cómo ser buenos líderes.

-No den más importancia de la que merecen a sus sacerdotes y maestros -recomendó Jesús-. Tienen un Maestro, el Mesías. Si quieren ser grandes, sean sirvientes. Si no se ensalzan y actúan como si fueran muy importantes, la gente los respetará más.

Por esa instrucción de Jesús, los ministros adventistas no se llaman «padres» o «reverendos», pues Dios es nuestro Padre.

Jesús dijo que debemos humillarnos a nosotros mismos. ¿Cómo? [Comenten.] Por ejemplo, a la hora de comer. ¿Dejas que alguien más se sirva primero, o tome la porción más grande? ¿Permites a los demás hablar primero? Ser humildes significa que no nos molesta que los demás tengan primero su turno, o consigan trabajos más importantes. Debemos alegrarnos cuando alguien más tenga cosas lindas, aun mejores que las nuestras.

Sujeta con el alfiler el corazón a tu ropa, para que recuerdes que un «corazón servidor es el mejor.

Materiales: Fieltro rojo, un alfiler de seguridad, un marcador para telas. [Recorta un corazón de fieltro rojo. Con un marcador, escribe «Corazón servidor» sobre su superficie.]

Tema: servicio