Regresar

Un vaso limpio

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Limpian por fuera la copa y el plato, S. Mateo 23: 25.

JESÚS CONTÓ UNA PARÁBOLA de gente que se veía bien por fuera, pero por dentro era mala. Primero mencionó una copa.

-Ustedes limpian el exterior de la copa y el plato, y dejan el interior lleno de avaricia. Limpien primero el interior de la copa; así el exterior también quedará limpio.

Sabemos cómo se lavan los platos, ¿verdad? ¡Lo que más se ensucia del vaso es el interior, por eso hay que lavarlo con más cuidado! Es lo que Jesús dice de nuestros corazones. Necesitan estar más limpios que el exterior de nuestros cuerpos.

Jesús limpia nuestros corazones. A veces albergamos avaricia en nuestros corazones. Somos avaros cuando deseamos más de lo que nos corresponde. Jesús llena de amor nuestros corazones para que nos alegre ser generosos. Así pensamos más en los demás que en nosotros mismos.

Lavemos por dentro nuestros platos. Mientras lavamos, ¡podremos pedir a Dios que limpie nuestros corazones por dentro!

Actividad: Lavar los platos. Repasen la lección después de que hayan lavado los platos solamente por fuera, dejando sucio su interior. Pide a tu niño(a) que enjuague y seque. Discutan

este [mal] método. Cuando se hayan secado los platos, prosigan a la lección

 

Tema: la salvación