Regresar

Lavar los pies

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Si yo, el Maestro y Señor, les he lavado los pies, lo mismo deben hacer ustedes unos con otros, S. Juan 13: 14.

ERA LA ÚLTIMA VEZ QUE JESÚS iba a cenar con sus doce amigos. Se reunieron todos en la planta alta de una casa en la ciudad. La costumbre era que un sirviente les lavara sus polvorientos pies antes de que comieran, pero todos los sirvientes estaban ocupados. Los discípulos se miraron entre ellos. Ninguno quería actuar como sirviente y lavar los pies de los demás.

Tranquilamente, Jesús se levantó, llenó una tinaja de agua y se arrodilló ante sus amigos para lavar sus pies. Ahora ellos se arrepentían de haber sido orgullosos. Cuando Jesús terminó, les dijo:

-Si yo, su Señor y Maestro, lavé sus pies, también deben lavarse los pies entre ustedes.

Por eso nos lavamos los pies antes de participar en la Santa Cena cuando vamos a la iglesia. Nos aseguramos de no guardar rencores. Nos perdonamos y servimos mutuamente al lavarnos los pies entre nosotros.

Podemos lavarnos los pies aquí en casa. Primero necesitamos asegurarnos de que no haya rencores. [Discutan.] Luego nos lavaremos los pies entre nosotros.

Materiales: Una tinaja, una toalla.

 

Tema: el perdón