Regresar

La madre de Jesús

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Se reparten mis ropas, echan a suertes mis vestiduras, Salmos 22: 18.

CUANDO JESÚS COLGABA DE LA CRUZ, los soldados separaron su ropa

en cuatro montones que se repartieron entre sí. Su manto era de una sola pieza, así que no quisieron cortarlo y recurrieron a un juego de azar para ver quién se lo quedaría. Jesús moría por ellos, pero no pensaban en él. Solamente el centurión a cargo de los soldados observó cuidadosamente a Jesús aquella larga tarde.

Comenzó a oscurecer, aunque no había pasado mucho tiempo después del mediodía. Si bien a los soldados y los sacerdotes no les importó, parecía como si la tierra hubiera estado triste por la muerte de Jesús. Grandes nubes taparon el sol. Los árboles se torcían en el viento.

María, la madre de Jesús, estaba con Juan y otros amigos de Jesús al pie de la cruz.

-Madre – dijo Jesús-, ahora Juan te cuidará. Será tu hijo. Juan, cuídala, pues ahora ella es tu madre.

Así que Juan se llevó a María a su casa.

¡Cuánto amaba Jesús a su madre, aunque moría en la cruz! ¿También amas a tu madre? ¿Cómo le demuestras tu amor? [Representen el último acto de amor de Jesús para con su madre.]

Actividad: Representación de papeles.

 

Tema: la muerte de Jesús