Regresar

En la tumba

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: José, después de envolverlo en una sábana limpia, lo puso en un sepulcro nuevo, S. Mateo 27: 59, 60.

UN HOMBRE RICO LLAMADO JOSÉ había observado la crucifixión. Le desagradaba todo lo que le habían hecho a Jesús. Fue a ver a Pilato y pidió que le entregara el cuerpo de Jesús. Pilato aceptó. José bajó el cuerpo de Jesús de la cruz y lo envolvió en una sábana limpia. José tenía una tumba nueva cercana, cavada en una peña. Llevó el cuerpo de Jesús a esa tumba, lo acomodó en su interior, e hizo rodar una gran piedra para cerrar la entrada.

Ya casi era sábado. Todos se fueron a reposar y guardar el sábado. Jesús permaneció en la tumba. También reposaba, tras concluir su gran obra de salvar al mundo. Había descansado en sábado después de crear el mundo. Ahora, descansaba nuevamente. Satanás le había arrebatado el mundo, pero lo recuperó con su propia sangre.

Ya pertenecemos a Jesús, porque él nos hizo. Le pertenecemos nuevamente porque murió para salvarnos. ¡Dios es tan maravilloso, que nunca deja de amarnos, aunque seamos malos con él! Volvamos a decirle cuánto lo amamos. [Hagan la tumba y representen esta parte de la historia.]

Materiales: Una tumba hecha de una caja de avena o cereales, y una bolsa de papel arrugado.

Tema: la muerte de Jesús