Regresar

«¡Señor mío y Dios mío!»

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tu Biblia dice: Estos han sido narrados para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, S. Juan 20:31.

TODOS SUS AMIGOS HABÍAN VISTO A JESÚS, excepto Tomás. Los demás le dijeron: «Jesús está vivo!». Pero Tomás no les creyó.

-A menos que vea las marcas de los clavos en sus manos, no creeré.

Una semana después, Tomás estaba en compañía de algunos amigos. Seguían a puerta cerrada porque todavía tenían miedo. De repente, vieron a Jesús, que les dijo:

-¡La paz esté con ustedes! Jesús quiere que jamás tengamos miedo. Miró con ternura a Tomás. -Mira mis manos y tócalas. Cree que realmente estoy vivo. Tomás se arrodilló. -¡Señor mío y Dios mío!

-Tú creíste porque me viste. Otros han creído aunque no me han visto -señaló Jesús.

Creemos en Jesús, aunque nunca lo hemos visto. Leemos sus historias en la Biblia para conocerlo mejor.

Hagan una Biblia de fieltro. Recorten un trozo de fieltro negro de 18x26 centímetros para el forro. Escriban «Santa Biblia» en la portada. Recorten un trozo de fieltro blanco de 15x23 centímetros para las páginas. Cose o engrapa las páginas por dentro del forro. Peguen ilustraciones de las historias de Jesús sobre las páginas.

Materiales: Fieltro negro, fieltro blanco, ilustraciones pequeñas de relatos bíblicos, un marcador para tela, pegamento multiusos o silicón.

Tema: fe