Regresar

Oración por los que han de venir

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ponga Jehová, Dios de los espíritus de toda carne, un varón sobre la congregación [...] para que la congregación de Jehová no sea como ovejas sin pastor. Números 27:16, 17.

¿Estás pensando en los que vienen detrás de ti?

El Señor le dijo a Moisés que se acercaba el tiempo señalado para que Israel tomara posesión de Canaán. Mientras la mirada del anciano profeta se extendía nostálgica más allá del río Jordán, su corazón se proyectó a la herencia que recibiría su pueblo cuando él ya no estuviera allí. El sabía que no traspasaría la frontera (Deut. 3:27). A cierta edad, la única preocupación es cómo quedarán los que han de proseguir el viaje. Moisés rogó a Dios por un líder fuerte y consagrado a su causa. Y el Señor oyó la oración y respondió inmediatamente: "Toma a Josué" (vers. 18-20).

Pero Dios no hizo solo eso: le dijo al patriarca que le contara al pueblo la historia de la liberación de Egipto y les recordara la ley promulgada en el Sinaí (ver PP 495). Es emocionante el discurso de Moisés registrado en los capítulos 4 al 7 de Deuteronomio. Haríamos bien en recordar estas palabras: "No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros érais el más insignificante de todos los pueblos; sino por cuanto Jehová os amó" (Deut. 7:7, 8).

Dios le ordenó a Moisés que le recordara a su pueblo la historia de la liberación, porque quien conoce el pasado aprende de él, y se proyecta con esperanza hacia el futuro. Llega un día cuando el recuerdo de cómo Dios nos guio en el pasado es nuestra única riqueza. Hay que sembrar hoy para ese día.

La memoria es el centinela del corazón. ¡Qué privilegio es tener memoria! ¡Qué bueno que cada día podamos recordarles las obras de Dios a nuestros hijos, para que ellos prosigan con fe el camino de la vida! El recuerdo de las grandes bendiciones de Dios en nuestra vida es ¡el único paraíso del que no podemos ser expulsados!

¿Estás pensando qué herencia de fe dejarás a tus descendientes? ¿Estás sembrando tu testimonio en el corazón de tus hijos, para que sea una guía en su vida cuando tú ya no estés?

Oración por los que han de venir

Oración: Señor, dame fe y sabiduría para dejar la mejor herencia.


Envía tus saludos a: