Regresar

¿POR QUÉ A MUCHOS NIÑOS NO LES GUSTA LA ROPA?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Si aceptan ser obedientes, comerán de lo mejor que produce la tierra». Isaías 1: 19

Hay muchas recetas de sopas exquisitas para lograr que los niños dejen de decir «a mí no me gusta la sopa». Así le ocurrió a Matías. Desde muy pequeñito, siempre se servía en la mesa de su casa una sopa de largas tiras verdes que navegaban por un liquido amarillento y humeante. Como la sopa siempre era la misma, Matías decidió no corner sopa nunca más. Pero un día fue a la casa de un amiguito suyo, y la mamá de su amiguito cocinó una sopa deliciosa. Cuando Matías la probó, le gusto muchísimo. No comió solo un plato, sino dos.

Cuenta la Biblia en 2 Reyes 4: 38-44 que un grupo de jóvenes de la escuela de los profetas estaban a punto de cocinar una sopa de hortalizas y verduras. Ellos sabían que era su unico alimento sin embargo, cuando cornenzaron a comerla, se dieron cuenta de que algo no estaba bien. Entonces llegó Eliseo, el profeta de Dios, y le contaron el problema. Con la ayuda de Dios, Eliseo encontró una solución y la sopa quedó exquisita y muy sana .

La sopa de verduras es buena porque tiene vitaminas, minerales y nutrientes que nos ayudan a crecer y estar sanos. De la misma manera, aprender cosas nuevas y ejercitar nuestra mente con actividades como «sopas» de letras, ayudan a nuestro cerebro. Asi que, cuando haya sopa, obedece a mamá y cómetela, sabiendo que te hará bien. «Si aceptan ser obedientes, comerán de lo mejor que produce la tierra» (Isaias 1: 19).

 

Desafío: Adivina: blanca por dentro, amarilla por fuera, si quieres que te lo diga, espera ...

lnventa tu propia adivinanza sobre frutas y verduras.